Avisar de contenido inadecuado

Caso Quirúrgico #36. Recanalización del Conducto Parotideo.

{
}


El conducto parotideo (de Stenon o  Stensen), es el conducto excretor de la glandula Parotida. Fue descrito en el año 1846 por el cientifico,anatomista y geologo Danes, Nicholas Stenon o Niels Stensen, el cual era su nombre original,mientras este estudiaba e investigaba el sistema arterial del encefalo en una cabeza de cordero.

La reparación de conducto parotídeo ha sido descrita desde hace más de 100 años. Las lesiones del conducto parotídeo están asociadas a heridas en la región geniana.

las lesiones de la glándula y conducto parótideo, aunque raros, son mucho más comunes que las lesiones de las glándulas submandibular y sublingual. Esto fácilmente puede ser explicado por la posición anatómica de las glándulas submandibular y sublingual que están protegidos por la mandíbula, mientras que la glándula parótida está más expuesta a trauma penetrante.

Lewis y Knottenbelt informaron que la incidencia de lesiones de la glándula parótida es ~0.21% de casos. Sólo la mitad de estas lesiones son reconocidos como trauma parótida agudo mientras que el resto aparece más tarde como sialoceles o fistulas.

Existen múltiples maneras de tratar el conducto parotídeo seccionado según sea diagnosticado temprano o tardío. Cuando constatamos una lesión del conducto de Stenon, se debe proceder a su reparación Inmediata para evitar la formación de fístulas y quistes salivales que posteriormente pueden llegar a condicionar la exéresis de la parótida.

Anatomía

La parótida es la glándula salival de mayor tamaño y produce el 45% del total de saliva (la cual es principalmente serosa). El conducto parotideo es el conducto excretor parotídeo y tiene la longitud aproximada de 6 cm: nace del borde anterior de la glándula, pasa por encima del músculo masetero y perfora el músculo buccinador y la mucosa oral. Se abre en la boca, a nivel del cuello del segundo molar superior, y posee relaciones anatómicas importantes con el nervio facial y las ramas de la arteria carótida externa.


DIAGNÓSTICO
Cualquier lesión penetrante a lo largo de una línea trazada desde el tragus de la oreja a la porción media del labio superior puede dañar tanto el conducto de Stenson o la glandula parótida.

 TAGS:undefined

Van Sickels y Alexander, y más tarde Stevenson, señalaron que el sistema glandular puede ser lesionado en tres regiones diferentes:

  • Región A es la área de la glándula,
  • la región B es el sitio del conducto que pasa superficial al musculo masetero,
  • y la región C es la región del masetero por donde entra en la cavidad oral en la mucosa bucal frente al segundo molar superior.

 TAGS:undefined

 

PRESENTACION DEL CASO
El siguiente caso  fue presentado como poster en el 1er Congreso de Norcibu en Nov. del 2014. Se trata de paciente masculino de  edad con historia de haber recibido heridad por arma blanca en region facial izquierda.

 TAGS:undefined

 

Técnica Quirúrgica
La recanalización, que se utiliza en casos agudos o posteriores al trauma. En ésta se localizan los dos extremos, se los caracteriza con un tubo fino y se los sutura con un hilo de 6/0 o menor y ayudado con magnificacion.

 

 

 

 TAGS:undefined
     


El extremo distal se localiza introduciendo una sonda por la desembocadura bucal (a nivel del segundo molar superior),

 TAGS:undefined
mientras que el extremo proximal se manifiesta exprimiendo la glándula parótida y viendo cómo sale una gota de saliva por la herida.
 TAGS:undefined
Se coloca un catéter de venoclisis en el conducto
 TAGS:undefined
y se sutura con 2 ó 3 puntos.

 TAGS:undefined

 TAGS:undefined

El tubo permanecerá unas dos semanas (10-14 días). Si la reparación del conducto no es posible, deberá desviarse el muñón proximal hacia la boca.

 

CONCLUSIÓN

Las lesiones en la región bucal de la cara pueden llevar a múltiples complicaciones debido a la compleja anatomía que se encuentra en su interior.

El nervio facial y el conducto parotídeo pueden ser fácilmente heridos por trauma contuso o penetrante de la mejilla.

Sin embargo, la preponderancia de estos estudios sugiere que las lesiones en esta región deben ser tratados temprano y que que la ubicación de la lesión determina el tipo de tratamiento.

Cuando se constata una lesión del conducto parotideo, se debe proceder a su reparación inmediata para evitar pseudoquistes salivales o sialoceles.

Las lesiones del conducto de Stenon son raras y se asocian a menudo con parálisis del nervio facial.

Estas lesiones, por lo general, pasan desapercibidas en la evaluación inicial del paciente politraumatizado.


BIBLIOGRAFIA

  1. Sparkman, R.: Primary Repair of Severed Parotid Duct: Review of Literature and Report of Three Cases. Ann Surg. May 1949; 129(5): 652–660.
  2. Baron, H.: Surgical Correction of Salivary Fistula: Report of Five Cases. Ann Surg. Apr 1961; 153(4): 545–554.
  3. S. Sujeeth, S. Dindawar, Parotid duct repair using an epidural catheter, International Journal of Oral and Maxillofacial Surgery, Volume 40, Issue 7, July 2011, Pages 747-748.
  4. M.J. Steinberg, A.F. Herrera:Management of parotid duct injuries. Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod, 99 (2005), pp. 136–141.
  5. Joseph E. Van Sickels, John M. Alexander,: Parotid duct injuries, Oral Surgery, Oral Medicine, Oral Pathology, Volume 52, Issue 4, October 1981, Pages 364-367.
  6. Joseph E. Van Sickels, Management of Parotid Gland and Duct Injuries, Oral and Maxillofacial Surgery Clinics of North America, Volume 21, Issue 2, May 2009, Pages 243-246, ISSN 1042-3699

Zoilo Nuñez Gil      *Encargado del Dept. de Cirugía Maxilofacial, Hospital Regional Universitario San Vicente de Paul. SFM, Rep. Dom. 
Ivanovich Tavarez  **Asistente de Cirugia Maxilofacial, Hospital Regional Universitario San Vicente de Paul. SFM, Rep. Dom. 

{
}
{
}

Comentarios Caso Quirúrgico #36. Recanalización del Conducto Parotideo.

¡Primero, felicitarles por la resolución del caso clínico!.
Dicho esto y sin intenciones de alargarme, considero que tal vez, localizado el conducto, de este caso. Hubiera sido partidario, a través siempre de técnica microquirúrgica "convencional", el de no dejar cateterizado el mismo, retirándolo concluida la anastomosis y la del resto de las cirugías de las partes blandas implicadas. Pero, es una opinión, porque pensamos, que el cateter, puede dificultar, la salida de la saliva y/o posibles microtrombos, etc., debidos al trauma en sí, no ya sólo del conducto, sino de la propia glándula.
Dr. F. Hernández Altemir
Francisco Hernández Altemir Francisco Hernández Altemir 02/02/2015 a las 20:34
de verdad los felicito es increible esa operacion de verdad no tengo palabra
yalennis cedeño yalennis cedeño 04/02/2015 a las 22:49
gracias doctor cuanto tiempo que no compartiamos por aqui, indudablemente lo que usted dice es la mejor opcion, pero aqui estamos limitados en el area de la microcirugia, todavia 20 o 30 años despues de esta estar establecida, aqui en el pais no contamos con un equipo microquirurgico en ningun hospital, solo esfuerzos individuales en algunos limitados casos.
espero que ya sea el momento de que alguna institucion se inicie formalmente en esta area.
Un placer, tenerle para los efectos, en persona, Dr. Zoilo:
Sus palabras me recuerdan, a cuando nosotros fundamos el Laboratorio de Microcirugía del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza (en los ochenta, del XX).
No teníamos más que ilusión y necesidad, para beneficiar a nuestros pacientes, para entonces fundamentalmente oncológicos y con sólo esto y un poco de entrenamiento previo, en la Facultad de Veterinaria de Zaragoza, con Ratas de experimentación (siguiendo claro siempre, los protocolos al respecto) , nos dio, para empujar hacia la creación del mencionado Centro. De ahí, con algún Curso de Microcirugía entremedias, empezamos nuestra práctica clínica.
Un Fabricante de Microscopios, nos dejó uno, para los efectos y no puedo decir la marca y ahora ya, con unas Gafas Lupas, no hace falta mucho más.
Las microsuturas, se buscan en algún proveedor de los habituales y los clamps, de la misma manera, o se fabrican artesanalmente.
Y no es imprescindible, que nadie nos lleve de la mano y la experiencia, es que luego se apuntan.
Puede ver, bibliografía al respecto de lo dicho: En http://www.medicinaycirugiaoralymaxilofacial.info, pinchando: GASTROSTOMY e ir al Capítulo 10 "Psychosomatic manifestations in head and neck surgery . Bibliografia (9).
¡Y a ponerse a ello!. Pero seguro, que todo esto, Vd. lo sabe de sobra.
Dr. F. Hernández Altemir
Francisco Hernández Altemir Francisco Hernández Altemir 10/02/2015 a las 11:34

Deja tu comentario Caso Quirúrgico #36. Recanalización del Conducto Parotideo.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.