Avisar de contenido inadecuado

UN CIRUJANO. Reflexiones

{
}

 

  1. El Cirujano siempre debe llevar su bata como una antorcha resplandeciente, enarbolando la pulcritud, la ética y la honradez profesional, como un sagrado sacerdocio, tan apegado así, hasta el día de su muerte.
  2. El Cirujano necesita tener la precisión y rapidez en sus manos, como los virtuosos dedos de un violinista y la agudeza visual del Águila Andina.
  3. El Cirujano en los momentos de emergencia debe tener el coraje de un león y debe actuar con la objetividad y sapiencia de un erudito de la Grecia antigua.
  4. EL Cirujano cuando diseca, repara y sutura los tejidos humano, debe poseer las manos artística de un escultor Renacentista, o de un refinado artesano de la ciencia médica quirúrgica.
  5. El Cirujano en los casos de urgencias debe llegar al lugar que se le requiera, con la velocidad que se desplaza la intrépida pantera, en las verdes y voluptuosas praderas de la Amazona.
  6. El cirujano debe tener la ecuanimidad de un soldado espartano y el espíritu imbatible de un gladiador romano.
  7. El Cirujano debe llevar a flor de labios, el consuelo, la fe, la esperanza y el amor de un cristiano, para aquél paciente que le entrega su cuerpo a cambio de su salud, en el sagrado templo del quirófano. Antes de iniciar el acto operatorio, siempre deberá invocar al mas grande de los Cirujanos nuestro Señor Jesucristo.
  8. El Cirujano solo desenvainará su bisturí prodigioso, solo en las condiciones y casos cuyas enfermedades y dolencias así lo requieran, siendo cauto y preciso en cada paso, como el Tigre de Bengala detrás de su presa; en este caso nuestra presa será la enfermedad que postra y abate a nuestro paciente.
  9. El Cirujano no es Dios, es un mortal lleno de imperfecciones, su condición humana le podrá inducir a errores involuntarios. Siempre deberá ser humilde y honesto al reconocer cuando ha fallado y buscar ayuda de otro colega de igual o mayor capacidad profesional. Nunca deberá hacer procedimientos quirúrgicos que no domine y mucho menos que no sean de la competencia de su especialidad.
  10. El cirujano deberá ser justo en el cobro de sus honorarios, y nunca anteponer el dinero por encima de a la atención medica, ética y profesional. Jamás abandonará al paciente, hasta que éste sea considerado científicamente curado o recuperado, siempre y cuando sea la voluntad del enfermo.
{
}
{
}

Comentarios UN CIRUJANO. Reflexiones

Por nuestra parte, nos conformamos, para un futuro cirujano, que lo adorne : Formacion académica, Entrenamiento global, supervisado en las disciplinas médico-quirúrgicas, para de ahí asesorado, adrentrarse y profundizar, en la metodología vigilada, en la que crea(n), que sus habilidades y facultades, puedan ser, las más aplicativas y beneficiosas, para la resolución y/o mejoría de la patología quirúrgica puntual a la que se enfrenta, sin olvidar, el entorno general del paciente y sus circunstancias, una vez más.
Francisco Hernández Altemir Francisco Hernández Altemir 07/03/2017 a las 23:37

Deja tu comentario UN CIRUJANO. Reflexiones

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.