Avisar de contenido inadecuado

Hablemos de Cancer

{
}

 

¿QUE ES EL CANCER?

El cáncer no es una enfermedad, sino más bien muchas enfermedades. De hecho, hay 100 tipos diferentes de cáncer. Todos los cánceres empiezan en las células. Las células son las unidades básicas que forman los tejidos del cuerpo. Para entender mejor qué es el cáncer, es necesario saber cómo las células normales se vuelven cancerosas.

 

El cuerpo está compuesto de muchos tipos de células. Estas células crecen y se dividen para producir nuevas células conforme el cuerpo las necesita.Cuando las células envejecen, mueren y éstas son reemplazadas por células nuevas.

Pero a veces, este proceso ordenado de división de células se descontrola. Células nuevas se siguen formando cuando el cuerpo no las necesita. Cuando esto pasa, las células viejas no mueren cuando deberían morir. Estas células que no son necesarias pueden formar una masa de tejido. Esta masa de tejido es lo que se llama tumor. No todos los tumores son cancerosos. Los tumores pueden ser benignos o malignos.

   Los tumores benignos no son cancerosos. Generalmente se pueden extraer (extirpar). En la mayoría de los casos, estos tumores no vuelven a crecer. Las células de los tumores benignos no se diseminan o riegan a otros tejidos o partes del cuerpo.

   Los tumores malignos son cancerosos. Las células en estos tumores pueden invadir el tejido a su alrededor y diseminarse (regarse) a otros órganos del cuerpo. Cuando el cáncer se disemina o riega de una parte del cuerpo a otra, se llama metástasis.

El nombre del cáncer depende del órgano o tipo de célula donde empezó u originó. Por ejemplo, el cáncer que empieza en el estómago se llama cáncer de estómago. Algunos cánceres no forman tumores. Por ejemplo, la leucemia es un cáncer de la medula ósea (el tejido esponjoso dentro de los huesos).El cáncer empieza en las células, las cuales son las unidades básicas que forman los tejidos. Los tejidos forman los órganos del cuerpo.

Normalmente, las células crecen y se dividen para formar nuevas células a medida que el cuerpo las necesita. Cuando las células envejecen, mueren, y células nuevas las reemplazan.

Algunas veces este proceso ordenado se descontrola. Células nuevas se siguen formando cuando el cuerpo no las necesita, y las células viejas no mueren cuando deberían morir. Estas células que no son necesarias forman una masa de tejido, que es lo que se llama tumor.

Los tumores pueden ser benignos o malignos:

·         Los tumores benignos no son cancerosos.

·         Los tumores benignos rara vez ponen la vida en peligro.

·         Generalmente, los tumores benignos se pueden operar y comúnmente no vuelven a crecer.

·         Las células de tumores benignos no invaden tejidos de su derredor.

·         Las células de tumores benignos no se diseminan a otras partes del cuerpo.

 

·         Los tumores malignos son cancerosos.

·         Los tumores malignos generalmente son más graves que los tumores benignos. Pueden poner la vida en peligro.

·         Los tumores malignos generalmente pueden extirparse, pero algunas veces vuelven a crecer.

·         Las células de tumores malignos pueden invadir y dañar tejidos y órganos cercanos.

·         Las células de tumores malignos pueden diseminarse (tienen metástasis) a otras partes del cuerpo. Las células cancerosas se diseminan al desprenderse del tumor original (primario) y entrar en el torrente de la sangre o en el sistema linfático. Las células pueden invadir otros órganos y formar tumores nuevos que dañan estos órganos. Cuando el cáncer se disemina, se llama metástasis.

El nombre de la mayoría de los cánceres se determina en base al lugar en donde empiezan. Por ejemplo, el cáncer de pulmón empieza en el pulmón y el cáncer de seno comienza en el seno. Linfomaes cáncer que empieza en el sistema linfático. Asimismo, la leucemia es cáncer que empieza en los glóbulos blancos (leucocitos).

Cuando el cáncer se disemina y forma un tumor nuevo en otra parte del cuerpo, el tumor nuevo tiene la misma clase de células anormales y el mismo nombre que el tumor primario. Por ejemplo, si el cáncer de próstata se disemina a los huesos, las células cancerosas en los huesos son en realidad células cancerosas de próstata. La enfermedad es cáncer metastático de próstata, no cáncer de hueso. Por esa razón, recibe tratamiento de cáncer de próstata, no de hueso. Los médicos llaman al tumor nuevo enfermedad "distante" o metastática.

celula cancerigena atravezando un poro en lab.

Factores de riesgo

Los médicos pueden rara vez explicar por qué una persona padece cáncer y otra no. Pero la investigación indica que ciertos factores de riesgo aumentan las probabilidades de que una persona padezca cáncer.

Estos son los factores de riesgo más comunes asociados con el cáncer:

·         Envejecimiento

·         Tabaco

·         Rayos del sol

·         Radiación ionizante

·         Ciertos productos químicos y otras sustancias

·         Algunos virus y bacterias

·         Ciertas hormonas

·         Antecedentes familiares de cáncer

·         Alcohol

·         Dieta deficiente, falta de actividad física o tener sobrepeso

Muchos de estos factores de riesgo pueden evitarse. Otros, como los antecedentes familiares, no pueden evitarse. Las personas pueden protegerse a sí mismas si se mantienen alejadas, siempre que sea posible, de los factores de riesgo conocidos.

Si usted piensa que puede tener el riesgo de padecer cáncer, usted deberá hablar de esta preocupación con su médico. Tal vez usted querrá preguntar a su médico cómo reducir su riesgo y hacer un plan de exámenes.

Con el tiempo, varios factores pueden actuar juntos para hacer que células normales se conviertan en cancerosas. Cuando piense sobre su riesgo de padecer cáncer, éstas son algunas de las cosas que debe considerar:

·         No todo causa cáncer.

·         El cáncer no es causado por una lesión o por un golpe o magulladura.

·         El cáncer no es contagioso. Aunque la infección causada por ciertos virus o bacterias puede aumentar el riesgo de ciertos tipos de cáncer, a nadie se le "pega" el cáncer de otra persona.

·         El tener uno o más factores de riesgo no significa que usted padecerá cáncer. La mayoría de la gente que tiene factores de riesgo nunca padece cáncer.

·         Algunas personas son más sensibles que otras a los factores de riesgo conocidos.

Las secciones a continuación contienen información detallada sobre los factores de riesgo más comunes asociados con el cáncer. Quizás usted querrá también leer el folleto del NCI Cancer and the Environment, (Cáncer y el ambiente).

Envejecimiento

El factor de riesgo más importante de cáncer es el envejecimiento. La mayoría de los cánceres ocurren en las personas después de los 65 años de edad. Aunque personas de todas las edades, incluyendo los niños, pueden padecer cáncer también.

Tabaco

El consumo de tabaco es la causa de muerte que más se puede prevenir. Cada año, más de 180 000 estadounidenses mueren de cáncer relacionado con el consumo de tabaco.

El consumo de productos de tabaco o estar expuesto de manera regular al humo de tabaco (humo en el ambiente o de segunda mano) aumenta el riesgo de padecer cáncer.

Los fumadores tienen mayor probabilidad que quienes no fuman de padecer cáncer de pulmón, laringe, boca, esófago, vejiga, riñón, garganta, estómago, páncreas, de cuello uterino o cérvix. También tienen más probabilidad de padecer leucemia mieloide aguda (cáncer que comienza en las células de la sangre).

Las personas que mascan o aspiran tabaco tienen mayor riesgo de padecer cáncer de boca.

 

Dejar el tabaco es importante para quien lo usa, aun para quienes lo han usado por muchos años. El riesgo de padecer cáncer en quienes lo dejan es menor que en aquellos que continúan usando el tabaco (sin embargo, el riesgo generalmente es más bajo en quienes nunca usaron el tabaco).

También, en aquellos que ya han tenido algún cáncer, el dejar de usar el tabaco disminuye las probabilidades de tener otro cáncer.

·         Médicos y dentistas pueden ayudar a sus pacientes a encontrar programas locales o profesionales capacitados para ayudar a dejar el tabaco.

·         Médicos y dentistas pueden sugerir medicamentos o terapia de reemplazo de nicotina, como parches de nicotina, chicles, pastillas, atomizadores nasales o inhaladores.

Rayos del sol

La radiación ultravioleta (UV) proviene del sol y de las lámparas y camas solares; causa envejecimiento prematuro de la piel y daños en la piel que pueden resultar en cáncer.

Los médicos aconsejan que la gente de todas las edades limite el tiempo que permanece al sol y que evite otras fuentes de radiación ultravioleta:

·         Si es posible, es mejor evitar el sol del mediodía (de 10 a 4 de la tarde). También debe protegerse de la radiación UV reflejada por la arena, el agua, la nieve y el hielo. La radiación UV puede penetrar la ropa ligera, parabrisas y ventanas.

·         Use ropa de manga larga y pantalones largos, sombrero de ala ancha y anteojos de sol con lentes que absorben los rayos UV.

·         Use crema filtrante de la radiación solar. Esta puede ayudar a prevenir el cáncer de piel, especialmente la que tiene un factor de protección solar de 15 (SPF, en inglés) por lo menos. Sin embargo, los protectores solares no reemplazan evitar el sol y usar ropa para proteger la piel.

·         No use lámparas ni camas solares. Son tan dañinas como la luz solar.

 

 Radiación ionizante

La radiación ionizante puede causar daños celulares que resulten en cáncer. Este tipo de radiación proviene de rayos que penetran la atmósfera terrestre desde el espacio, de una lluvia radioactiva, del gas radón, de los rayos X y de otras fuentes.

La lluvia radioactiva puede originarse de accidentes en plantas nucleares de energía o de la producción, prueba o uso de armas atómicas. La gente expuesta a la precipitación puede tener mayor riesgo de cáncer, especialmente de leucemia y cáncer de tiroides, seno, pulmón y estómago.

Radón es un gas radioactivo que no se ve, no huele, ni tiene sabor. Se forma en el suelo y en las rocas. Las personas que trabajan en las minas pueden estar expuestas al radón. En algunos lugares del país, hay radón en las casas. Las personas expuestas al radón tienen mayor riesgo de padecer cáncer de pulmón.

Algunos procedimientos médicos son una fuente común de radiación:

·         Los doctores usan radiación (rayos X de baja dosis) para obtener imágenes del interior del cuerpo. Estas imágenes ayudan a diagnosticar fracturas de huesos y otros problemas.

·         Los doctores usan la radioterapia (altas dosis de radiación que proviene de máquinas grandes o de sustancias radioactivas) para tratar el cáncer.

El riesgo de cáncer por exposición a rayos X de baja dosis es muy pequeño. El riesgo por la radioterapia es un poco mayor. En ambos casos, el beneficio es casi siempre mayor que el pequeño riesgo que implica el tratamiento.

Usted deberá hablar con su médico si le preocupa que pueda tener riesgo de cáncer debido a radiación.

Si vive en un lugar del país donde hay radón, tal vez querrá hacer una prueba en su casa para ver si hay una concentración elevada de este gas. La prueba es fácil de usar y barata. La mayoría de las ferreterías venden el paquete para hacer la prueba.

Usted deberá hablar con su médico o dentista sobre la necesidad de cada radiografía que le ordenen. También deberá pedir un protector para cubrir las partes del cuerpo que no necesitan estar expuestas.

Los pacientes con cáncer quizás deseen hablar con sus médicos sobre cómo el tratamiento con radiación podría aumentar el riesgo de un segundo cáncer más tarde.

Ciertos productos químicos y otras sustancias

Algunas personas tienen un riesgo mayor de cáncer debido al trabajo que realizan (pintores, trabajadores de la construcción, trabajadores de la industria química). Muchos estudios han demostrado que la exposición al asbesto, benceno, bencidina, cadmio, níquel y cloruro de vinilo en el trabajo puede causar cáncer.

Siga las instrucciones y consejos de seguridad para evitar o reducir el contacto con sustancias dañinas tanto en el trabajo como en el hogar. Si bien el riesgo es mayor en los trabajadores con años de exposición, tiene sentido tomar precauciones en casa cuando se usan pesticidas, aceite de motor usado, pinturas, solventes y otros productos químicos.

 

 

Algunos virus y bacterias

La infección causada por algunos virus o bacterias puede aumentar el riesgo de padecer cáncer.

·         Virus del papiloma humano (VPH): La infección por VPH es la causa principal de cáncer cervical, es decir, cáncer de cuello uterino. También puede ser un factor de riesgo para otros tipos de cáncer.

·         Virus de hepatitis B y hepatitis C: El cáncer de hígado puede aparecer después de varios años de infección con hepatitis B o hepatitis C.

·         Virus de la leucemia de células T humanas tipo 1 (HTLV-1): La infección con el virus de la leucemia de células T humanas tipo 1 aumenta el riesgo de padecer linfoma y leucemia.

·         Virus de la inmunodeficiencia humana (VIH): El VIH es el virus que causa el SIDA. Las personas que tienen la infección de VIH tienen mayor riesgo de padecer cáncer, como linfoma y un cáncer raro llamado sarcoma de Kaposi.

·         Virus de Epstein-Barr: La infección del virus de Epstein-Barr ha sido asociada con un mayor riesgo de linfoma.

·         Herpesvirus humano 8 (HHV8): Este virus es un factor de riesgo para el sarcoma de Kaposi.

·         Helicobacter pylori: esta bacteria puede causar úlceras en el estómago. También puede causar cáncer de estómago y linfoma en el recubrimiento del estómago.

No tenga relaciones sexuales sin protegerse ni comparta agujas. Usted puede contraer la infección por el virus del papiloma humano al tener relaciones sexuales con alguien que tiene la infección. La hepatitis B, la hepatitis C y la infección por el VIH pueden contagiarse al tener relaciones sexuales sin protegerse o al compartir jeringas con alguien que está infectado.

Tal vez usted querrá considerar la posibilidad de vacunarse contra la hepatitis B. Los trabajadores sanitarios y quienes están en contacto con la sangre de otras personas deberán preguntar a su médico sobre esa vacuna.

Si usted considera que tiene algún riesgo de infección con el virus de la inmunodeficiencia humana o de la hepatitis, pida a su médico que le haga pruebas. Estas infecciones pueden no causarsíntomas, pero los exámenes de sangre pueden mostrar si el virus está presente. En ese caso, el médico puede sugerir tratamiento. También, el médico le podrá decir cómo hacer para no infectar a otras personas.

Si usted tiene problemas de estómago, acuda al médico. La infección por Helicobacter pyloripuede ser detectada y tratada.

Ciertas hormonas

Los médicos pueden recomendar hormonas (estrógeno solo o estrógeno junto con progesterona) para aliviar algunos problemas (como los bochornos, sofocos y calores, la sequedad vaginal y el adelgazamiento de huesos) que suelen ocurrir durante la menopausia. Sin embargo, algunos estudios muestran que la terapia hormonal en la menopausia puede causar efectos secundarios graves. Las hormonas pueden aumentar el riesgo de cáncer de seno, de ataques cardíacos, derrame cerebral o coágulos sanguíneos.

Toda mujer que considere recibir terapia hormonal para la menopausia deberá discutir con su médico los posibles riesgos y beneficios de la misma.

Entre 1940 y 1971, algunas mujeres embarazadas en los Estados Unidos recibieron dietilestilbestrol(DES), una forma de estrógeno. Las mujeres que tomaron DES durante el embarazo tienen un riesgo ligeramente mayor de padecer cáncer de seno. Sus hijas tienen un riesgo mayor de padecer un tipo raro de cáncer de cuello uterino. Se están estudiando los posibles efectos en los hijos varones de estas mujeres.

Las mujeres que piensan que tomaron DES y las hijas que piensan que estuvieron expuestas al DES antes de nacer deben hablar con sus médicos para ser examinadas.

Antecedentes familiares de cáncer

La mayoría de los cánceres aparecen debido a cambios (mutaciones) en los genes. Una célula normal puede convertirse en célula cancerosa después de que ocurren una serie de cambios en los genes. El consumo de tabaco, algunos virus u otros factores relacionados con el estilo de vida de una persona o con el medio ambiente pueden causar estos cambios en algunos tipos de células.

Algunos cambios en los genes que aumentan el riesgo de padecer cáncer pasan de padres a hijos. Estos cambios están presentes en todas las células del cuerpo desde el nacimiento.

Es raro que el cáncer sea hereditario en una familia. Sin embargo, ciertos tipos de cáncer ocurren con más frecuencia en algunas familias que en el resto de la población. Por ejemplo, el melanoma y los cánceres de seno, de ovarios, de próstata y de colon a veces son hereditarios en algunas familias. Si se producen varios casos de un mismo tipo de cáncer en una familia, es posible que estén conectados a cambios genéticos hereditarios, lo cual puede aumentar la posibilidad de padecer cáncer. Sin embargo, es posible que también estén involucrados factores del medio ambiente. La mayoría de las veces, los casos múltiples de cáncer en una familia son simplemente una cuestión de coincidencia.

Si usted piensa que existe un patrón de algún tipo de cáncer en su familia, quizás usted querrá hablar con su médico. Su médico puede sugerir formas para tratar de reducir su riesgo de padecer cáncer. Su médico puede también sugerir exámenes para detectar el cáncer en una etapa temprana.

Quizás usted quiera consultar con su médico acerca de pruebas genéticas. Estas pruebas pueden detectar ciertos cambios genéticos hereditarios que aumentan las probabilidades de padecer cáncer. Sin embargo, heredar un cambio genético no significa que usted definitivamente padecerá cáncer. Esto significa que usted tiene un riesgo elevado de padecer la enfermedad.

Alcohol

Tomar más de dos bebidas alcohólicas por día durante varios años puede aumentar el riesgo de padecer cáncer de boca, garganta, esófago, laringe, hígado y seno. El riesgo aumenta con la cantidad de alcohol que se ingiere. Para la mayoría de estos cánceres, el riesgo es aún mayor si la persona también fuma.

Los médicos aconsejan beber con moderación. Esto significa, beber no más de una bebida alcohólica diaria para las mujeres y no más de dos bebidas alcohólicas diarias para los hombres.

Dieta deficiente, falta de actividad física o sobrepeso

Las personas que tienen una dieta inadecuada, que no tienen suficiente actividad física o que están excedidas de peso pueden tener un mayor riesgo de padecer varios tipos de cáncer. Por ejemplo, estudios sugieren que las personas que comen una dieta rica en grasas tienen mayor riesgo de padecer cáncer de colon, de útero y de próstata. La falta de actividad física y el exceso de peso son factores de riesgo para padecer cáncer de seno, colon, esófago, riñón y útero.

 

 

Llevar una dieta saludable, tener actividad física y mantener un peso saludable pueden ayudar a disminuir el riesgo de padecer cáncer. Los médicos sugieren lo siguiente:

·         Comer bien: una dieta saludable incluye muchos alimentos ricos en fibra, vitaminas y minerales. Esto incluye pan integral, cereal y de 5 a 9 porciones de frutas y verduras cada día. Una dieta saludable significa también limitar el consumo de alimentos ricos en grasa (como la mantequilla, leche entera, comidas fritas y carnes rojas).

·         Ser activo y mantener un peso saludable: la actividad física puede ayudarle a bajar de peso y a disminuir la grasa corporal. La mayoría de los científicos están de acuerdo en que es una buena idea que los adultos realicen actividad física moderada (como caminar rápido) al menos 30 minutos y por lo menos 5 días a la semana.

Volver arriba

Estudios de imágenes

Los estudios de imágenes generan una representación gráfica de las áreas internas de su cuerpo que ayuda a los médicos a ver si existe un tumor. Estas imágenes se pueden hacer de diferentes formas:

·         Rayos X: Los rayos X son la forma más común de ver órganos y huesos dentro del cuerpo. 

·         Escanograma de tomografía computarizada: Una máquina de rayos X conectada a una computadora toma una serie de imágenes detalladas de sus órganos. Es posible que usted reciba un material de contraste (como un tinte) para que estas imágenes tengan más detalle. 

·         Estudios con radionúclidos: A usted se le administra una inyección con una pequeña cantidad de material radioactivo. Este material fluye por la sangre y se acumula en algunos huesos u órganos. Una máquina llamada escáner detecta y mide la radioactividad. El escáner genera imágenes de los huesos y órganos en la pantalla de una computadora o en una película. Su cuerpo se deshace rápidamente de la sustancia radioactiva.

·         Ecografía: Un aparato de ecografía emite ondas de sonido que no se pueden oír. Las ondas rebotan en los tejidos internos de su cuerpo como un eco. Una computadora usa este eco para crear imágenes.

·         Imágenes de resonancia magnética, IRM: Un imán fuerte conectado a una computadora es usado para crear imágenes detalladas de las áreas internas de su cuerpo. Su médico puede ver estas imágenes en un monitor e imprimirlas en película. 

·         Tomografía por emisión de positrones, TEP: Se le inyecta una pequeña cantidad de material radioactivo. Una máquina forma imágenes que muestran las actividades químicas de su cuerpo. Las células cancerosas a veces aparecen como áreas de alta actividad.

Biopsia

En muchos casos, los médicos necesitan hacer una biopsia para diagnosticar el cáncer. Para la biopsia, el médico extrae una muestra de tejido y la envía al laboratorio. Un patólogo examina el tejido al microscopio. La muestra puede obtenerse de varias maneras:

·         Con una aguja: El médico usa una aguja para extraer tejido o fluido. 

·         Con un endoscopio: El médico usa un tubo fino y luminoso (un endoscopio) para mirar dentro del cuerpo. El médico puede extraer tejidos o células por el tubo.

·         Con cirugía: La cirugía puede ser por escisión o por incisión.

·         En la biopsia por escisión, el cirujano extrae todo el tumor. Con frecuencia, retira también tejido sano que rodea el tumor.

·         En la biopsia por incisión, el cirujano saca sólo una parte del tumor.

 

 

Estadificación

·         Para obtener el mejor plan de tratamiento para cáncer, el médico necesita saber la etapa (estadio o extensión) de su enfermedad. Para la mayoría de los cánceres (tales como seno, pulmón, próstata o colon), la estadificación se basa en el tamaño del tumor y si el cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos o a otras partes del cuerpo. El médico puede ordenar rayos X, pruebas de laboratorio y otras pruebas o procedimientos para saber la extensión de la enfermedad.

·         Tratamiento

·         Obtención de una segunda opinión
Métodos de tratamiento
Cirugía
Radioterapia
Quimioterapia
Terapia hormonal
Terapia biológica
Trasplante de células madre

·         Muchas personas con cáncer quieren participar activamente en la toma de decisiones acerca de su atención médica. Es natural que usted quiera aprender lo más posible acerca de su enfermedad y opciones de tratamiento. Sin embargo, el choque y el estrés después del diagnóstico pueden hacer difícil pensar en todo lo que usted quisiera preguntar a su médico. Con frecuencia, es útil hacer una lista de preguntas antes de una consulta.

·         Para ayudarse a recordar lo que dice el médico, usted puede tomar notas o preguntar al médico si puede usar una grabadora. Algunas personas quieren que un miembro de su familia o un amigo esté presente durante la consulta con el médico, para que participen en la discusión, que tomen notas o simplemente que escuchen.

·         No es necesario hacer todas las preguntas en una sola consulta. Usted tendrá otras oportunidades para pedir a su médico o al personal de enfermería que le expliquen algunas cosas que no le quedaron claras y pedir más información.

·         Es posible que su médico le dé referencias de un especialista o que usted pida referencias. Los especialistas que se ocupan del cáncer son los cirujanosmédicos oncólogoshematólogos yoncólogos radioterapeutas.

 

·         Obtención de una segunda opinión

·         Antes de empezar el tratamiento, quizás usted querrá obtener una segunda opinión acerca de su diagnóstico y plan de tratamiento. Muchas compañías de seguros cubrirán el costo de una segunda opinión si su médico la solicita. Es posible que le lleve tiempo y esfuerzo juntar su expediente médico y arreglar una cita para ver a otro doctor. En general, no es un problema si se demora algunas semanas para obtener una segunda opinión. En la mayoría de los casos, la demora en empezar el tratamiento no hace que este sea menos efectivo. Sin embargo, algunas personas con cáncer necesitan tratamiento inmediato.

 

 

{
}
{
}

Comentarios Hablemos de Cancer

Primo excelente el trabajo, si me da el permiso lo linkeo a la pagina de la residencia, se me cuida.
Danisel Gil Danisel Gil 09/07/2009 a las 05:54
usted sabe que esta pagina es suya y del mundo, recuerdale  a los muchachos de la residencia que en la seccion Libros gratis  de este blog hay muy buenos libros para que ellos los bajen.

salusos a todos alla en el Hospital Dario Contreras. 
Nuestros saludos veraniegos Profesor Zoilo y posibles lectores, verano (21/6/2014).
Después de leer "Hablemos de cáncer" y dado que el Sol, es uno de los factores más reconocidos como causante de cáncer, no he podido menos, que aprovechar la ocasión estival que "disfrutamos", por estas tierras, para insistir también, en cómo, tal vez y de forma sin duda más genérica, se pueda considerar a la "Hipoxemía crónica periférica como factor etiopatogenico productor de atipias celulares y cáncer de la cavidad oral y de otras mucosas y epitelios del organismo" además (TÍTULO DE HIPOTESIS), que presentamos en el III Congreso Aragonés de Medicina, Cirugía, Especialidades Médicas y Ciencias de la Salud, que aparece reseñada en: REAL ACADEMIA DE MEDICINA, TOMO I, Zaragoza, diciembre de 1992 y de la misma manera, acompañada de un Poster en: www.medicinaycirugíaoralymaxilofacial.info.
Sirva la cita pues, para que los interesados puedan reflexionar, sobre la(as) influencias de la HIPOXEMIA CRONICA sobre nuestras mucosas y epitelios.
Dr. F. Hernández Altemir
Francisco Hernández Altemir Francisco Hernández Altemir 21/06/2014 a las 15:42
¡No hay enfermedades sino enfermos (Hipocrates) y para nosotros, con sus circunstancias (Ortega)!:Así pues: "¡No hay enfermedades sino enfermos con sus circunstancias!"
Esta probable certera frase, por uno y otro lado, traspasa todos los tiempos, pasados, presentes y futuros y pensamos tiene connotaciones asistenciales, que alertan o deben alertar, no sólo a los ya Medicos, sino a todos los Profesionales Sanitarios, desde sus Primeros Años de Licenciatura y que les deberia acompañar, el Resto de su Vida Profesional y que sería bueno, que se difundiera mediática mente con periodicidad controlada.
Sirve, aplicativamente, para todo tipo de enfermedades, incluso por que creen estar en situación de enfermedad de cáncer (cancerofobia) y que exponemos aplicable, para este Trascendente Capítulo Titulado: Hablemos de cáncer.
Al médico se le presupone vocación y al enfermo, paciencia. Lo mas intencionadas y duraderas posibles y ni el uno, ni el otro, deben abandonar, sus respectivos atributos de forma arbitraria.¡ La vocación deberia lleva a salvar y allanar los lógicos desencuentros y la paciencia, a dar tiempo, a que los tratamientos, den sus resultados!.
Hace tiempo que nos atrevimos a decir, que cada cáncer es individual y especifico para cada paciente, incluso con anatomías patológicas idénticas y que buscar tratamientos uniformes, que sirvan para todos, no deja de ser utópico en gran medida y hoy día, por ello se buscan terapias lo mas individualizadas posibles y es por ello entre otros, del interés por conocer las distintas patologías o circunstancias clínico sociales y genéticas de cada individuo particular enfermo.
En los Servicios de Oncología Infantil y en todos los que con el se relacionan, además de terapias farmacologicas y/o de otras específicas e idénticas para determinadas patologías cancerosas, se cuidan aspectos ambientales polivalentes, más o menos individualizados, para que el paciente infantil y su entorno familiar, puedan desarrollar a traves de ellos, emociones individuales, que tienen indudables beneficios terapéuticos .
Francisco Hernández Altemir Francisco Hernández Altemir 07/12/2016 a las 02:09
Claude Bernard, nacido el el 12 de julio de 1813 en Saint Julian, en un pueblo cerca de Lyon, fue un Eminente Científico Francés, sin duda el mejor fisiologo de la Historia, y el referente del tradicional aforismo: "no hay enfermedades sino enfermos", pero nuestras pesquisas bibliográficas, nos llevaron a tiempos de Hipocrates y por ello, le hemos dado, el protagonismo, en nuestro Comentario precedente, aunque se puedan plantear dudas, al respecto.
Francisco Hernández Altemir Francisco Hernández Altemir 07/12/2016 a las 02:42

Deja tu comentario Hablemos de Cancer

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.