Avisar de contenido inadecuado

Hayes E. Martin (1892-1977)

{
}

 TAGS:

"En la ciencia todo el crédito 
va al hombre que convence al mundo 
de una idea, no al que la 
concibió primero".

Willian Osler (1849-1919)

 

Hayes Elmer Martin nació en Dayton, una pequeña ciudad de Iowa, en el centro-norte de Estados Unidos, fue el primero de 7 hermanos de unos inmigrantes suecos.

Asistió a la Universidad de Iowa en Iowa Falls, antes de ser aceptado en la escuela de medicina en 1913 en el mismo campus, finalizando 4 años más tarde a una clase de 20.  

La Primera Guerra Mundial comenzó en abril de 1917, mientras que Hayes se encontraba en su último año de la escuela de medicina. Muchos de sus compañeros de clase en la escuela de medicina optaron por las  unidades de ROTC del Ejército, sin embargo, el Dr. Martin optó por la Marina, y se incorporó en el día que Estados Unidos entró en la guerra.

Viajó a Europa en el USS Arkansas y fue asignado a su puesto de servicio permanente en los EE.UU., la Estación Aérea de la Marina, en Trinité sur Mer, Francia  (un pequeño pueblo costero en la costa sur de Bretaña). El propósito de esta base era la guerra antisubmarina usando dirigibles y globos cometa. Dr. Martin se hizo oficial al mando de la estación aérea durante un breve período de tiempo cuando el oficial a cargo de línea se enfermó, fue una posición única para un oficial médico de la Armada para tomar el mando en tiempo de guerra.

USS Arkansas.

Después de la guerra, el Dr. Martin regresó a los EE.UU. y buscó a una pasantía en la vieja PoliClínica Hospital de Nueva York, que fue temporalmente hecho en un hospital de la Administración de Veteranos. Parte de su internado en el Bellevue se la pasó en la cuarta división quirurgica, donde el  sintió que tendría el mejor entrenamiento  en cirugía general. El jefe de la segunda división fue John A. Hartwell,  el distinguido cirujano inmortalizado en una Sala de la biblioteca de la Academia de Medicina de Nueva York. Dr. Hartwell sugirió que el Dr. Martin fuera al Memorial Hospital para aprender sobre el cáncer. 

El Dr. Martin recibió una oferta de prácticar un internado en el Memorial en el verano de 1922 y se quedó como residente hasta 1923. A continuación, tuvo dos años en el Segundo servicio quirúrgico en Bellevue, donde operaba con todo su corazón y obtenía la educación quirúrgica que tan fuertemente había deseado. Una vez que terminó su residencia, el Dr. Martin volvió al Memorial Hospital donde se incorporó como en el Staff como cirujano asistente clínico. Si bien el mismo Martín, inicialmente fue el propulsor y defensor del tratamiento radiante, se convenció posteriormente de que esa no era la respuesta adecuada, pues fue consciente de los fracasos obtenidos por las excesivas dosis, extensos campos de irradiación y complicaciones severas que terminaban con el paciente.

Hayes Martín hizo uso de la biopsia por aspiracion  todos los tumores sólidos con la colaboración de Bradley Coley y Edward Ellis y el patólogo Fred Stewart que fueron populares a través de Memorial Hospital. Ahora, este procedimiento se realiza en todo el mundo. El Dr. Martin fue co-autor del primer informe sobre el tema publicado en la revista Annals of Surgery en 1941. Otros muchos artículos seguidos, dos de ellos el la  más famosa de sus publicaciones, "Cáncer de Cabeza y Cuello", publicado en dos números de la Revista de la Asociación Médica Americana en 1948, y "La disección del cuello",  en 1951.

Estos dos documentos fueron tan ampliamente difundidos que se le pidió a la Sociedad Americana del Cáncer hacer reimpresiones hechas por los miles disponibles todavía se pedían 20 años después de la publicación. La bibliografia del Dr. Martin abarca más de 160 artículos y  utilizó su considerable capacidad de redacción para documentar sus logros porque creía que este era un medio por el cual los académicos podían promover su trabajo y ellos mismos.

Incisión cervical Hayes Martin.

En 1934, el Dr. Martin fue nombrado Jefe del Servicio de Cabeza y Cuello en el Memorial Hospital for the Treatment of Cancer and Allied Diseases, hoy el todavia famoso Memorial Sloan-Kettering Cancer Center. Hayes Martin en 1938 realizó el mismo procedimiento y en 1940 estandarizó el abordaje a través de la línea media del labio inferior y mandíbulectomia segmentaría en continuidad con la disección radical de cuello la que llamó “commando operation”.

El precepto definido por Martin, en que el único tratamiento efectivo para la enfermedad metastásica en el cuello, era la resección en bloque de los grupos I – V, la cual prevaleció por mucho tiempo. En 1942 fue presidente de la American Radium Society.

No fue hasta 1940 que la cirugía comenzó a tomar el control como el tratamiento de elección para la mayoría de los cánceres de cabeza y cuello. En ese año, los inicios de la anestesia permitieron mejorar los avances en la cirugía. Más tarde, durante la Segunda Guerra Mundial, los antibióticos se puso a disposición y la cirugía comenzó a dominar gran parte de la gestión del cáncer de cabeza y cuello, Martin publico una serie de  500 casos en The Treatment of Cervical Cancer Metastasis 1941 y Neck Dissection (1951) con 1450 casos,realizadas desde 1928 hasta 1950, aunque las estadísticas se obtuvieron de 665 operaciones realizadas en 599 pacientes.

Dr. Martin no creía que una Diseccion Cervical Radical (DCR) profiláctica de rutina era el tratamiento ideal,  el fue práctico en el manejo de pacientes con cáncer de la lengua y los labios y los datos presentados a partir de una encuesta enviada a 75 de sus colegas The Case of Prophylactic Neck Dissection, viendo el consenso de los que apoyaron sus argumentos.

Su conclusión con respecto a la DCR fue la rutina de la disección cervical profiláctica y se considera "ilógico e inaceptable" para el cáncer de la cavidad oral. Hizo estos comentarios, debido a sus pensamientos acerca de la seguridad oncológica y no sobre las consecuencias funcionales, señalando que no se podía llevar a cabo la disección cervical profiláctica en un grado suficiente para llevar a cabo mejoras significativas en las tasas de curación.

Él creía que el DCR era demasiado radical para el uso de una técnica de elección. En otras palabras, el DCR no debe utilizarse para el cuello N0, una filosofía que se observa en gran medida en 2006.

Con respecto a la disección cervical electiva, Martín informó de que este concepto no se practica en el Servicio de Cabeza y Cuello del Memorial Hospital en el momento. Más bien, creía que la evidencia clínica definitiva de que el cáncer estaba presente en los ganglios linfáticos representó el primer criterio para la disección del cuello.

Martín modificó la técnica de Crile incluyendo el platisma en los colgajos para disminuir la posibilidad de necrosis de los mismos con exposición y eventual ruptura de las carótidas. No removía los linfáticos superficiales por que estos sólo están tomados cuando hay bloqueo tumoral de los linfáticos profundos y esto haría a estos pacientes irrescatables. Estableció la incisión en doble Y de rutina para la disección de cuello.

Para el doctor Martín había dos modalidades de la disección de cuello: profilácticos (electivos) y curativos (terapéuticos). Proponía los terapéuticos en todos los casos de ganglios palpables. Aceptaba los electivos cuando para el tratamiento del primario era indispensable el abordaje a través del cuello y practicaba la resección en bloque del primario y los ganglios y conductos linfáticos aunque hubiese necesidad de sacrificar elementos óseos (los linfáticos van adosados al periostio); si la lesión era de la línea media indicaba el vaciamiento bilateral.

Esta operación podía tener hasta el 20 % de mortalidad operatoria. Por eso Tollefsen practicaba la disección de cuello de un lado y el vaciamiento suprahioideo del lado opuesto en las lesiones medianas de la cavidad oral.

 

 

Maniobra de Martin, en la cual al elevar el paquete vascular facial, el nervio marginal se mantiene encima evitando de esta manera lesionarlo.

El Dr. Martin escribió extensamente sobre muchos temas, la mayoría en el ámbito de la cirugía de cabeza y cuello. Su ideal era ser un cirujano completo de la cabeza y el cuello y en tal sentido trató una amplia variedad de anomalías de cabeza y cuello. Sus libros, clásico de cirugía de la Cabeza y el Cuello son: Surgery of the Head and Neck Tumors, se publicó en 1957 y Radical Neck Surgery en 1961. 

Los trabajos  de Hayes Martin cambiaron completamente el mundo de la disección de cuello popularizando la operación de Crile de 1906  y combirtiendola en el Gold Standard de la cirugia de cancer de la cabeza y el cuello. La disección radical de cuello se hizo un procedimiento estándar en los pacientes con cáncer de la cabeza y el cuello, el uso su experiencia y su influencia para entrenar a un gran grupo de cirujanos en la operación de Crile. 

Dr. Hayes Martin se retiró de la práctica activa en 1957 a la edad de 65 años. La Sociedad de Cirujanos de Cabeza y Cuello fue ideado por William MacComb, Grant Ward y Martin en 1952, y fue este ultimo quien probablemente  fue el primero en usar ese termino. En la planificación de la sociedad, el Dr. Martin previa consulta con el fallecido doctor Grant Ward, un líder creativo en cirugía de cabeza y cuello en el Hospital Johns Hopkins de Baltimore. En conjunto con Ward, hicieron una lista de 50 cirujanos de EE.UU. para servir como miembros fundadores de la sociedad. La mayoría de los miembros fueron entrenados por el Dr. Martin y el doctor Ward. 

La primera reunión de organización de la Sociedad de Cirujanos de Cabeza y Cuello se celebró en la primavera de 1954. Los estatutos fueron aprobados y se hicieron planes para las reuniones anuales,  los funcionarios fueron elegidos. Los miembros fundadores eligieron al Dr. Hayes Martin como el primer presidente y se desempeñó durante tres años.

Se retiro de la practica activa en 1957 a la edad de 65 anos y realizó su última operación en el Memorial Hospital, asistida por el Dr. Elliot Strong, en octubre de 1959, aunque siguió viendo pacientes a su cargo hasta que falleció el 25 de Diciembre de 1977 a los 85 años en el hospital donde dio esperanza y cuidado a los pacientes de cáncer y donde llego a ser Jefe (Emérito) de Cirugía  Cabeza y  Cuello y hoy  considerado: Padre de la Cirugía de Tumores de la Cabeza y el Cuello.

La hoy Sociedad Americana de Cirugia de la Cabeza y el Cuello tiene una Catedra a su nombre (1971). En palabras de Robert Byers  en su charla a la memoria de Hayes Martin en la 5ta Conferencia Internacional de Cáncer de la Cabeza y el Cuello (1999), dijo: Ejerció la medicina durante los momentos de gran tensión y confusión en todo el mundo. ¿Era especial, porque su aparición en la escena de la oncología se encontraba en el lugar correcto y en el momento adecuado? ¿Estaba la práctica de la cirugía de cabeza y cuello en tal estado de desorden antes de su tiempo? ¿Acaso le llevo sentido a la disciplina? ¿Era único, porque era un fanático, un perfeccionista y un visionario? ¿El intimidaba e inspiraba? Todo esto contribuyó al papel que jugaba, pero creo que es recordado hoy, y siempre tendrá un lugar de honor en nuestra historia porque se volvió el buque insignia y el tratamiento del cáncer del cuello y definió un camino nuevo para nosotros.

{
}
{
}

Comentarios Hayes E. Martin (1892-1977)

Cómo no puede ser de otra manera y una vez más, sin premeditación alguna, he leído, en este caso, la síntesis Biográfica de Hayes E. Martín (1913-1977), que nos adelantó, el Dr. Zoilo (7/10/2009) y no me ha costado nada, el adecuar lo que sigue : Que en nuestro caso, parece obvio, que debería referirse al Concepto de Radicalidad Oncológica, en la Cirugía de Cabeza y Cuello, defendida por Martín y sus múltiples seguidores, hasta la extenuación y de la que hemos sido y somos, también, todavía seguidores prácticos primero y luego como Autores, como puede apreciarse en: http://www.medicinaycirugíaoralymaxilofacial.info, con: "Una Modificación Técnica de la Disección Radical Simple de Cuello" y "Una Modificación de la Técnica de Macfee para la de Disección Radical de Cuello", desde que dimos nuestros primeros pasos, en la Oncología Oral y Maxilofacial, a principios de los Años Sesenta, en la Asistencia y a Primeros de los Setenta, además, en la Literatura Médica, sin olvidar al respecto, nuestras técnicas mas recientes, las Transfaciales, adecuadas para la Moderación y la Radicalidad Ablativa.
Apuntar ya. que el Concepto Genérico de Medicina Mínimamente Invasiva, que hoy vivimos e incluso nos invade, no debe desestimar, en Oncología Quirúrgica, para nada, pensamientos y actitudes, en lo que se refiere al mantenimiento de la Radicalidad de la que hablamos y que en el Cuello, ya se mezclaba, por necesidades no pocas veces vitales, con cirugías funcionales del cuello contralateral, al conservar fundamentalmente la yugular interna, correspondiente. De todo ello, creo que podríamos hablar para estas cirugías actuales, tituladas y algo más: de Minimamente invasivas, para que pasaran a llamarse y hacerse cómo: *Cirugías radicales con intenciones funcionales*.
Zaragoza 29 diciembre 2014
12:14
Dr. F. Hernández Altemir
Francisco Hernández Altemir Francisco Hernández Altemir 29/12/2014 a las 13:21

Deja tu comentario Hayes E. Martin (1892-1977)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.