Avisar de contenido inadecuado

Johann Friedrich Dieffenbach (1792-1847)

{
}

 TAGS:

 

Yavé, has hecho crecer tu nación,

ensanchaste nuestro país y,

mientras más crecía, te hacías más famoso.

Isaías 26:15

Nació el 1 de Febrero en Prusia. Después de haber perdido a su padre a una edad temprana, Johann Friedrich Dieffenbach fue a Rostock, ciudad natal de su madre, y desde 1812 estudió teología en Rostock y Greifswald. Fue, sin embargo, alistado al ejército, participando en la guerra de 1813 a 1814 como cazadores voluntarios a caballo.

En dimisión se volvió a la medicina, que estudió en Königsberg desde 1816 hasta 1820. Estaba fascinado especialmente por la anatomía y la cirugía. Su inclinación hacia la cirugía reconstructiva pronto se notó por los intentos de injertar pelos y las plumas, y pronto realiza sus primeras operaciones, demostrando un talento natural, mecánico.

Más tarde, de moda estos primeros experimentos implementaciones en una tesis doctoral de cohesión, que entitulado Nonnulla de Regeneratione et Transplantatione. La destreza manual que una vez le había llevado a la talla de madera finalmente lo llevó a su verdadera pasión, la cirugía. 
 
En 1820, Dieffenbach abortado sus estudios Königsberg fue un compromiso a tiempo completo para dedicarlo a la cirugía en la Universidad de Bonn. 

A pesar de su posición como prosector, un desdichado incidente amoroso en 1820 le hizo abandonar Königsberg de Bonn, donde se unió al cirujano y oftalmólogo Phillip Franz von Walther (1782-1849).

Por recomendación de Walther, después de un año y medio en Bonn, fué con una mujer enferma de Rusia a quien acompañó a París como médico.

Durante una estancia de medio año en París, tuvo la oportunidad de aprender a conocer varias de las celebridades de la época, entre ellos Guillaume Dupuytren (1777-1835), barón Alexis de Boyer (1757-1833), el barón Dominique-Jean Larrey (1766 -1842), y François Magendie (1783-1855).

También visitó Montpellier y las clínicas de Jacques Delpech (1777-1832) y Claude François Lallemand (1790-1853) en esa ciudad, pero en 1822 fue a Würzburg para recibir su doctorado. Dieffenbach publicó su tesis doctoral también en 1822 y en ella describió los autotransplantes de pelo en animales.

Un año más tarde, en 1823, Dieffenbach instaló en Berlín, y volvió su atención a la cirugía reconstructiva, especialmente la rinoplastica. En ese momento Joseph Constantine Carpue (1764-1846) había informado de las técnicas de rinoplastia practicado en la India durante cientos, quizá miles de años, un campo que ha atraído también la atención de Carl Ferdinand von Graefe (1787 hasta 1840). Con el terreno así preparado. Pago el precio de esta experiencia los delincuentes indues que se les cortaba su nariz como castigo.

Habiendo alcanzado gran renombre con su reconstrucción esfuerzos innovadores de los defectos faciales generadas por trauma o tumor, Dieffenbach cayó bajo la atenta mirada de Karl Friedrich von Graefe, el Profesor de Cirugía de la Universidad de Berlín. Este mentor, que también fue pionera en muchos técnicas de cirugía plástica facial, inspirado a su pupilo que aún mayores alturas. 

En 1826, publicó un método Dieffenbach de la reparación del paladar hendido que debe mucho a sus predecesores pero también ha demostrado ser una clara contribución al campo.

En 1827 y 1834, elaborado y publicado nuevas técnicas para la reconstrucción del labio el cual realizó la plastia del labio inferior con dos colgajos de base inferior recubiertos de mucosa.  Técnica que fue evolucionando a través de los años, utilizando otras áreas de la cara y diseños diferentes, hasta nuestros días, los cuales revolucionaron la cirugía reconstructiva. También abogó por el colgajo de avance VY para reconstrucción facial.

En 1826 Dieffenbach en Alemania, escribió y utilizó un colgajo de doble pedículo, cada uno irrigado por las arterias palatina anterior y posterior de cada lado y utiliza alambre y aplica incisiones relajantes en el hueso para facilitar el cierre.

Pronto se ganó el reconocimiento como un cirujano reconstructivo. En los años siguientes publicó un gran número de escritos que describen sus métodos de operación, sobre todo en el campo de la reconstrucción quirurgica.

En 1829 fue nombrado médico jefe del departamento de cirugía de la Charité de Berlín. Debido a Johann Nepomuk Rust (1775-1840) en sus últimos días lo había convertido en lugar con  pobre vision de futuro, Dieffenbach realizó la mayor parte de las operaciones. En 1832 fue nombrado profesor extraordinario en la universidad.

En este periodo se volvió su atención a la reciente introducción de operaciones por vía subcutánea como tenotomia y otros métodos de tratamiento de los trastornos ortopédicos. También se interesó por las transfusiones de sangre, con la curación de la tartamudez y el parpadeo y poco antes de su muerte, el autor de la última de sus disertaciones médicas, Der Aether gegen den Schmerz.

 TAGS:

Su libro Die Operative chirurgie, 1945.

También defendió el uso del colgajo frontal para total de la reconstrucción nasal A pesar de que el colgajo había sido utilizado durante siglos en el subcontinente indio de rectificación parcial de los defectos nasales, Dieffenbach utiliza este colgajo para reparar los defectos más graves con el interno y el revestimientos externos de la nariz.
 
Como su estatura crecía deificado, se le pidió que frente a los problemas que se consideraron  en curable por sus colegas. Se dirigió a diferentes desfiguraciones corporales que incluía ano imperforado, hipospadias, fístula uretral, y la fístula vesicovaginal. Dieffenbach también vino a aprender de los resultados extraordinarios de Georg Stromeyer en miotomía y tenotomía de correcion pie zambo.
 TAGS:

En 1841 el cirujano alemán Johann Frederick Dieffenbach, ya conocido por sus  operaciones de fisura palatina y estrabismo, declaró que la tartamudez se debía un defecto mecánico del habla que podía ser curado mediante una operación de la lengua. Sus trabajos fueron traducidos al inglés y publicados aquel mismo año.

En 1845 Dieffenbach dió a conocer la plastía del tercio medio de la oreja con un colgajo de avance, técnica que aún tiene aplicación. En 1845, el cirujano Dieffenbach, consiguió realizar la retirada de un elipse de la piel de la zona de la oreja retroauricular con el propósito de reubicar hacia atrás la oreja.

El traductor, Joseph Travers, cirujano interno del hospital de St. Bartholomew en Londres, escribió en el prólogo: «En el siguiente estudio, M. Dieffenbach ha dado una muestra más al mundo de su genialidad como cirujano».Dieffenbach ensayó tres técnicas quirúrgicas: «(1)el corte transverso horizontal de la raíz de la lengua;(2) el corte transversal subcutáneo, dejando intactala capa mucosa de la lengua; y (3) el corte horizontal con  excisión de un trozo de forma  triangular». La tercera técnica era su predilecta. Se trataba de “producir una alteración en la condición de influencianerviosa (de la lengua), con el fin de aliviar el espasmo de las cuerdas vocales, etc.» y de acortar la lengua para acercarla a la parte anterior de la boca

Tras la muerte de Graefe en 1840, Dieffenbach fue designado a la silla vacante en la Facultad de Medicina, y por lo tanto asumió la dirección de la clínica universitaria de cirugía. En ese momento fue reconocido como uno de los mejores cirujanos de Alemania y entre sus escritores médicos más prolíficos.

 TAGS:

Su fama llegó a proporciones olímpicas y viajó en los círculos distinguidos, incluso en el entorno de Friedrich Wilhelm IV, rey de Prusia. Fue invitado a dar conferencias y actividades en el extranjero, y muchos extranjeros personas que acuden a su clínica de Berlín. Condena queridos por el público, fue el tema famoso de un popular canción de los niños. Incluso una planta fue nombrada en su honor, la Dieffenbachia. 

 TAGS:

A pesar de todos los elogios, siempre era reservado y ejercía la verdadera humildad al público. Fue un ecuestre ferviente, se retiraría de la atencion de del país y disfrutó de su pasatiempo favorito. Se casó dos veces y fue padre amado de su hijo y una hija. 

 

Dieffenbach era un genio innato, brillante y rápido en la toma de desiciones, cuando todavía era un hombre de una calma indestructible, con un ánimo y una destreza manual que le hizo un operador de primer orden. Él también tenía un efecto mágico en los  oyentes de su clínica, sea viejo o joven.
 
Su carácter afable se ganó el corazón de sus estudiantes, así como a sus pacientes. Como un soldado en el campo de batalla, murió como un soldado, cuando estaba a punto de comenzar una cirugia operar, el 11 de Noviembre de 1847.
 TAGS:
 TAGS:

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Johann Friedrich Dieffenbach (1792-1847)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.