Avisar de contenido inadecuado

Revisión Bibliográfica 12.

{
}

 TAGS:

El piezoeléctrico y la osteotomía con rotatorio en la cirugía del tercer molar impactado: Comparación de la recuperación postoperatoria

Sortino F, Pedullà E, Masoli V. 
J Oral Maxillofac Surg 2008;66: 2444-8

El objetivo de este estudio era comparar los resultados entre el uso de piezoeléctrico o rotatorio en la cirugía de tercer molar impactado. La cirugía con piezoeléctrico fue introducida en 1988. Este instrumento produce una frecuencia de ultrasonidos de 24 a 29 kHz. La amplitud de estas microvibraciones permite un corte preciso y limpio, no actuando contra tejidos blandos como pueden nervios o vasos.

En el estudio se incluyeron cien pacientes con tercer molar impactado en mandíbula. Cincuenta fueron tratados con rotatorio (Grupo A) y los cincuenta restantes con piezoeléctrico (Grupo B).

El protocolo terapéutico fue el mismo en ambos grupos. Veinticuatro horas después de la cirugía se evaluaron dos parámetros: trismus y tumefacción facial. El tiempo de cirugía se consideró, desde el inicio de la incisión hasta al final de la sutura. No se administró antibiótico antes de la intervención y en ambos grupo el colgajo (de Archer) fue el mismo. La odontosección en ambos casos se realizó con fresa de fisura a alta velocidad teniendo cuidado de no contactar con el hueso. La cavidad resultante tras la extracción se limpió siempre con solución de suero fisiológico estéril. La sutura empleada fue seda de 2/0; se aplicó hielo de forma local externa durante 10 minutos cada hora, las 6 horas posteriores a la intervención.

En el período postquirúrgico no se usaron corticoesteroides, pero sí la misma dosis de piperacilina y diclofenaco. El promedio de tiempo quirúrgico fue de 17 minutos en el grupo A y de 23 minutos en el grupo B.

La media de inflamación facial fue de 7,04 mm en el grupo A mientras que en el grupo B, fue 4,22 mm. El trismus medido en el grupo A fue de 16,76 mm y de 12,52 mm en el grupo B.

El análisis mostraba una reducción estadísticamente significativa (p<05) del trismus e inflamación facial en el grupo B, no así del tiempo de cirugía, que aumentaba de manera significativa (p<05).

La conclusión, por lo tanto, es que la técnica con piezoeléctrico disminuye las molestias postoperatorias tempranas a costa de un aumento en los tiempos quirúrgicos.

{
}
{
}

Deja tu comentario Revisión Bibliográfica 12.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.