Avisar de contenido inadecuado

Revisión Bibliográfica 2.

{
}

 TAGS:

Marginal and segmental mandibulectomy in patients with oral cancer: a statistical análisis of 106 cases

Muñoz Guerra MF, Naval Gías L, Rodríguez Campo FR, Sastre Pérez J. 
J Oral Maxillof Surg 2003; 61: 1289-96.

Los pacientes afectos de carcinoma de células escamosas con afectación ósea mandibular, siguen suponiendo un aspecto controvertido, en relación a la cantidad de resección ósea que se debe realizar durante la cirugía. Parece claro que la afectación ósea es por invasión directa y no metastásica. La preservación de la continuidad mandibular permite menos complicaciones quirúrgicas y mejores resultados funcionales. Los autores pretenden estudiar los resultados obtenidos en cuanto a control local de la enfermedad, y supervivencia, con dos diferentes técnicas de resección mandibular, la mandibulectomía segmentaria y la marginal.

Incluyen en el estudio 106 pacientes intervenidos entre Enero de 1980 y Diciembre de 1999, con un seguimiento mínimo de 24 meses. Consideran estos casos como el grupo global (GG). Obtienen datos de edad, sexo, lugar y tamaño del tumor primario, técnica quirúrgica realizada, presencia de invasión mandibular, márgenes quirúrgicos, metástasis linfáticas, radioterapia adyuvante, recidiva local, y supervivencia libre de enfermedad. Incluyen 89 hombres y 17 mujeres con un rango de edad entre 35 y 80 años. La invasión mandibular se objetiva de forma preoperatoria por examen clínico, ortopantomografía y TC. El término mandibulectomía segmentaria, describe una resección en bloque de longitud variable de la mandíbula (en 56 casos incluyó el cuerpo mandibular completo). Estos casos son considerados el grupo segmentario (GS). El término mandibulectomía marginal alude a cortes subtotales, normalmente realizados de forma oblicua. En estos casos se preserva la continuidad mandibular, y se considera como el grupo marginal (GM), englobando 50 casos. Respecto a la cantidad de hueso resecado, consideran tres grupos: < de 2 cm, entre 2 y 4 cm y > de 4 cm. En 49 pacientes existía afectación ganglionar en la primera visita (27 casos del GS y 22 del GM). Fueron practicadas disecciones cervicales en 103 casos (55 del GS y 48 del GM). Los lugares de presentación mas frecuentes eran suelo de la boca, encía y trígono retromolar. Los pacientes en que se realiza mandibulectomía marginal presentan en general un menor tamaño tumoral. Los márgenes obtenidos son de, al menos, 1 cm, y a nivel mucoso, en los últimos 5 años realizan biopsias intraoperatorias. De los 106 pacientes, 14 recibieron quimioterapia y en 2 se aplicó radioterapia previamente a la cirugía. Se aplicó radioterapia posterior en tumores mayores de 4 cm, los que presentaban afectación ganglionar, y aquellos informados con márgenes afectos. Las revisiones postoperatorias se realizan cada tres meses hasta los 2 años, y cada seis meses hasta los 5 años.

Respecto al estudio histopatológico, los márgenes quirúrgicos estaban afectos en 31 casos (16 casos del GS y 15 del GM). Trece de estos tumores se localizaban en la encía, 9 en el suelo de la boca, 3 en la lengua, 3 en la orofaringe, 2 en el trígono retromolar y uno en la mucosa bucal. En 10 pacientes apareció recidiva local de la enfermedad y todos ellos fallecieron durante el periodo de seguimiento. En 38 pacientes del GG, (26 casos del GS y 12 del GM) se confirmó la invasión mandibular por el tumor. Esta aparecía en un 34.6% de pacientes con afectación ganglionar y en un 38.8% de los cuellos negativos. La mandíbula estaba afecta en un 53,3% de los carcinomas primarios de encía. En el GG se objetivó una recidiva local en 29 pacientes, regional en 9, y metástasis a distancia en 6. En el GS la tasa de recidiva local fue del 33,9% y en el GM del 20%. Esta tasa de recurrencia no se relacionaba directamente con el tamaño del tumor porque los T1 se asociaban con una alta tasa de recidiva local. En el grupo global la presencia de invasión ósea aumentaba la recidiva local y la aplicación de radioterapia adyuvante no disminuyó la tasa de recidivas. A finales de Diciembre del 2001, 39 pacientes habían fallecido de cáncer y 16 de enfermedades intercurrentes. En el GG la tasas de supervivencia era de 64,23% a los dos años y del 60,35% a los 5 años. En el test b2 de Pearson, la única variable que presentaba diferencias significativas para predecir la recidiva local, era el estadio tumoral. En los análisis de multivaribles el estadio del tumor y el tamaño de la mandibulectomía estaban relacionados con la invasión mandibular. Los efectos del tipo de resección mandibular sobre la supervivencia no difieren estadísticamente. Sin embargo, la infiltración bajo el margen de resección quirúrgica (p=0,0001), y la presencia de invasión ósea (p=0,003), sí que muestran una asociación estadística con la pobre supervivencia en el GG. Los casos tratados con resecciones mayores de 4 cm de hueso, mostraban una tasa de supervivencia mas baja, que aquellos en los que la resección era menor. Tampoco existe asociación significativa entre la aplicación de radioterapia coadyuvante y la supervivencia. En el análisis de multivariables, el margen quirúrgico y la afectación ganglionar en el GM, y la invasión ósea en ambos grupos (GS y GM), se mostraron como predictores significativos de supervivencia.

Los autores concluyen que las resecciones mandibulares mayores de 4 cm, y la infiltración tumoral del límite de resección, se correlacionan con tasas de supervivencia pobres, pero no existen diferencias si las mandibulectomías son segmentarias o marginales. Si hay afectación macroscópica del hueso, la mandibulectomía segmentaria debe ser la elección.

{
}

Álbum de fotos de Revisión Bibliográfica 2.

2 de 2

Ver fotos de Revisión Bibliográfica 2.

{
}

Deja tu comentario Revisión Bibliográfica 2.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.