Avisar de contenido inadecuado

Revisión Bibliográfica 25.

{
}

 TAGS:

Comparative study of the prognosis of an extracorporeal reduction and closed treatment in mandibular condyle head and/or neck fractures

 TAGS:

Park J, Jang Y, Rotaru H, Bacuit G, et al
J Oral Maxillofac Surg. 2010;68:2986-93

La prevalencia de la fracturas de cóndilo (FC) son muy altas en relación a las fracturas de mandíbula de otras localizaciones. El tratamiento de la FC ha sido muy debatido a lo largo de la historia, debido a su posición anatómica y su influencia en el crecimiento óseo facial.

El tratamiento quirúrgico del cóndilo es complicado debido a la proximidad del pedículo neurovascular y la gran dificultad en la reducción y la fijación del segmento desplazado. Muchos autores abogan por un tratamiento cerrado de las FC, aunque se han observado complicaciones como maloclusión, asimetría de la mandíbula y dolor de la articulación temporomandibular. Para prevenir dichas complicaciones, otros autores sugieren que en fracturas muy desplazadas de cóndilo sería más adecuada una reducción abierta.

Existen fundamentalmente tres tipos de intervenciones quirúrgicas de las FC basadas en la vía de abordaje:

1) vía extraoral, con incisión submandibular con exposición de la rama, reducción del fragmento y fijación con miniplacas de titanio o reabsorbibles, que tiene como mayores complicaciones la lesión del nervio facial y la cicatriz postoperatoria;

2) vía intraoral, que ofrece un campo visual muy limitado y difícil, y recientemente,

3) vía endoscópica, que también ofrece un campo visual limitado que depende enormemente de la habilidad del cirujano.

En el presente artículo se realiza un estudio comparativo en el tratamiento vía abierta vs vía cerrada en las FC. En el estudio se incluyen 71 pacientes con FC con o sin otras fracturas mandibulares de otras localizaciones. La mayoría eran varones (52), con una edad media de 27,5 años.

Tras la realización de las pruebas radiológicas fueron clasificados en fracturas de cabeza o cuello condilar y en simples o complejas, según el desplazamiento. Se realizó una reducción abierta en 35 pacientes con 42 FC (5 por vía intraoral y 37 por vía extraoral), y en los 36 restantes con 41 FC se procedió a tratamiento conservador (fijación intermaxilar con tornillos y gomas durante 2 semanas + rehabilitación).

Se realizó un periodo de seguimiento mediante exploración clínica y radiografías. En el estudio se observó una mayor reabsorción condilar en los pacientes con fracturas de cabeza de cóndilo y en las fracturas complejas y desplazadas.

En cuanto a otras complicaciones, como maloclusión, asimetría facial o desplazamiento discal, no existen diferencias estadísticamente significativas entre reducción cerrada o abierta.

Como conclusión, el tipo y la localización de las FC son los mejores factores indicativos para determinar la modalidad de tratamiento, que en cualquier caso debe ser individualizado.

Tomado de: PEDRO MARINA, Manuel de y FALAHAT, Farzin.: Rev Esp Cirug Oral y Maxilofac [online]. 2011, vol.33, n.1 [citado 2013-11-06], pp. 49-52 . Disponible en: <http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1130-05582011000100009&lng=es&nrm=iso>. ISSN 1130-0558.

{
}

Álbum de fotos de Revisión Bibliográfica 25.

2 de 2

Ver fotos de Revisión Bibliográfica 25.

{
}

Comentarios Revisión Bibliográfica 25.

¡Lo que no tiene arreglo, arreglado está!, esto viene a decir, que si no esta claro, que es lo mejor (s técnicas abiertas o cerradas) parece indiscutible, que las pautas conservadoras deben predominar (primero no hacer daño). Nuestra experiencia, nos invita en las fracturas de cóndilo altas, con fragmentaciones o no, a mantener un bloqueo intermaxilar durante aproximadamente un mes, e iniciar por parte del paciente, la rehabilitación activa, con ejercicios de apertura.
y cierre bucal, asociados a desplazamientos mandibulocondilares. Si la fractura es unilateral, el paciente debería comer por el lado afecto, ya que así, el cóndilo permanece más inmóvil. Según evolución, se pueden añadir ejercicios de apertura y cierre, incluso con dobles pinzas de madera, de las de tender la ropa Si la fractura condilar, es del tercio medio e incluso algo más baja, en general mantenemos el bloqueo intermaxilar de forma más prolongada, alrededor de cuarenta días y volvemos a la rehabilitación, de forma similar a lo dicho antes.
No obstante, cada caso clínico, merecerá atenciones puntuales, no sólo por las fracturas(s) en sí, sino por las particularidades del paciente, del que se trate. Si las fracturas condilares, se asocian a otras del arco mandibular, no por ello precipitaremos, la apertura bucal (la mandíbula bien consolidada, es primordial, para los ejercicios rehabilitadores temporomandibulares). Hoy día, la radiología 3D es de gran ayuda, para conocer al espacio tridimensional atm., (Pre y Post).
NOTA: La rehabilitación con pinzas de la ropa de madera (INSISTIMOS) requiere una enseñanza muy precisa, que no todos los especialistas parece, que la hagamos correctamente.
Francisco Hernández Altemir Francisco Hernández Altemir 04/03/2016 a las 11:33

Deja tu comentario Revisión Bibliográfica 25.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.